miércoles, 31 de octubre de 2012

FIESTA DEL OTOÑO

Hoy hemos celebrado la Fiesta del Otoño y nos lo hemos pasado fenomenal. L@s peques han disfrutado de tres talleres muy interesantes:

Taller del Dulce de Membrillo:

Este taller lo hemos organizado las seños de 3 años y, en él, hemos vivenciado cómo se elabora este postre típico otoñal.

Para hacer un rico postre, igual que para hacer una rica comida, primero nos tenemos que lavar las manos. A continuación, lavamos muy bien los membrillos porque tienen bichitos que nos pueden hacer daño en la tripita. Una vez limpios, las seños los pelan, para que podamos olerlos y... ¡huelen como las manzanas!

Cuando ya los hemos olido tod@s, el siguiente paso es partirlos en trocitos (operación que realizan las seños) y los probamos ¡saben fuerte!

En un bol, ponemos los trocitos de membrillo y le echamos... ¿qué les podremos echar para que no sepan fuerte? ¿Les ponemos sal? ¡Noooooooooo! Porque, entonces, sabrán salados. ¿Qué les pondremos si queremos que sepan dulce? ¡Siiiiiiiiiiii! Les ponemos azúcar.

Ya tenemos dos ingredientes del Dulce de Membrillo. Ahora, nos falta uno. Si ponemos estos dos ingredientes en la olla y la ponemos al fuego, ¿Qué pasará? Muy bien, que se nos quema. Entonces, le echamos un poquito de agua.

Sólo nos queda llevar nuestra rica receta a la cocina del cole para que la cocinera la ponga al fuego y haga ¡Chup, chup!

La seño Ana llevó los trocitos de membrillo con el azúcar y el agua y... ¡trajo el Dulce de Membrillo en una fiambrera!

Hemos hecho un poco de magia porque no podíamos hacer esta rica receta en la cocina del cole, ya que, está prohibido entrar en la cocina por cuestiones de sanidad.

Después del patio, hemos degustado el postre untado en rebanadas de pan. Nos ha gustado mucho.

Hemos aprendido en este taller a qué huele el membrillo, cómo sabe, por qué tiene pintitas negras (es porque dentro viven gusanitos, a los que les encanta la fruta; también, algunos pajaritos picotean la fruta para comérsela, porque, les encanta su sabor), cómo se hace el Dulce de Membrillo, que tenemos que lavarnos las manos para manipular alimentos, que hay que cepillarse los dientes después de comer cosas dulces porque si no se nos caen los dientes... Muchas, muchas cositas.

También, hemos cantado una canción del Otoño:





Taller de las cáscaras de nuez:

Este taller lo han organizado las seños de 4 años y, en él, hemos hecho un barquito con la cáscara de una nuez.

Primero, hemos aprendido la canción "Un barquito de cáscara de nuez":




Después, las seños nos han repartido una cáscara de nuez a cada un@. La hemos tocado, su tacto es rugoso y es dura; Así que, tenemos que tener cuidado porque nos podemos pinchar con los bordes (donde está la carne de la nuez).

A continuación, hemos hecho una bolita con plasti y hemos rellenado la cáscara con ella. ¡Ya tenemos hecho nuestro barquito!

¿Qué nos falta para completar el barquito? ¡Siiiiiiiiii! La vela. ¿Y qué forma tienen las velas? ¿Las velas tienen forma de círculo? ¡Nooooooo! ¿Las velas tienen forma de cuadrado? ¡Noooooooo! ¿Qué forma tienen las velas? Las velas tienen forma de triángulo.

Entonces, hemos cogido un palillo y un triángulo de cartulina y los hemos pegado para formar nuestra vela. Cada niñ@ ha elegido el color de su vela.

Cuando ya hemos tenido todos los elementos para formar nuestro barquito, hemos pinchado el palillo (que se llama mástil) con la vela a la plasti y... ¡Nuestro barquito ya está listo para navegar!

Después, las seños le han puesto nuestro nombre al barquito para que no se nos perdiera.


Taller de los Frutos del Otoño:

Este taller lo han organizado las seños de 5 años y, en él, hemos disfrutado de los distintos frutos de esta estación.

Hemos podido ver, tocar, oler, degustar:



Cada niñ@, los días anteriores, han ido trayendo distintos frutos de otoño para poder disfrutar de ellos en la fiesta.

Hemos desgranado las granadas, hemos pelado castañas, hemos visto las calabazas y los guineos. También, hemos aprendido que hay una fruta de otoño que se llama chirimoya y que viene de América.

Lo que más nos ha gustado de este taller es que hemos podido comer frutos secos, que se llaman así porque no tienen agua, y, frutos carnosos, que se llaman así porque tienen carne.

En este taller hemos aprendido una poesía de Otoño:


La teacher Puri, nuestra seño de Inglés, nos ha traído un boniato asado, algun@s lo hemos probado.

Para hacer referencia a la fiesta de Halloween, algunas calabazas estaban decoradas y ¡hasta tenían velas que se han encendido! 

Como podéis ver, los talleres han sido muy interesantes y l@s peques han disfrutado mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada