jueves, 11 de octubre de 2012

NUESTRO CARTEL DE LAS NORMAS DE LA CLASE


Éstas son nuestras normas de la clase. Cada mañana, durante la Asamblea, las repasamos y dialogamos acerca de lo que significan.

La que más nos cuesta cumplir es la de HABLAMOS SIN GRITAR y la que mejor cumplimos es la de DEJAMOS LA SILLA JUNTO A LA MESA AL PONERNOS EN PIE.

Para trabajar la norma que más nos cuesta HABLAMOS SIN GRITAR, cantamos la siguiente canción:

MI BOCA TIENE UN CIERRE
CON UNA LLAVECITA
LE DOY ALGUNAS VUELTAS
Y QUEDA CERRADITA

Nos da resultado, lo malo es que,al ratito, volvemos a dar gritos...

Los primeros días nos costaba SALUDARNOS porque nos daba vergüenza y hablábamos muy bajito. Ahora, nos damos los buenos días con voz firme y segura. Además, cuando entra alguna seño en clase, saludamos y le damos la bienvenida a nuestra clase.

USAMOS LA PAPELERA estupendamente, después de la merienda, cuando hemos terminado de jugar con la plasti y cuando utilizamos alguna pegatina; además de al sonarnos la nariz o limpiarnos las manitas con las toallitas.

NO PEGAMOS, es muy difícil de cumplir por todos y todas los niños y las niñas. Procuramos no morder, arañar, pellizcar o hacernos daño intencionadamente. No obstante, estos conflictos surgen en el día a día. Vamos aprendiendo a dialogar y pedirnos perdón. Poco a poquito, somos más responsables y comprensivos y comprensivas, pero nos cuesta.

Otra norma un poco difícil de cumplir es PEDIMOS LAS COSAS POR FAVOR Y DAMOS LAS GRACIAS. Qué complicado nos resulta, aunque, las palabras mágicas son nuestras amigas y pronto formarán parte de nuestro vocabulario.

RECOGEMOS Y ORDENAMOS EL MATERIAL DESPUÉS DE UTILIZARLO. Aquí tenemos que distinguir dos tipos de material: Por un lado está el material de trabajo, que ordenamos y recogemos sin problemas; Por otro, el material de juego. Éste último nos cuesta un poco más. 

Somos expertos y expertas en COLGAR LOS ABRIGOS, MOCHILAS, TALEGAS Y BABIS. Estamos orgullosas, las seños de 3 años porque nuestr@s peques son l@s que tienen mejor colocados los percheros (no hay ninguna prenda en el suelo y, cuando la hay, la colgamos enseguida porque somos muy mayores).

Estamos aprendiendo a ESPERAR NUESTRO TURNO PARA HABLAR, sobre todo en la Asamblea. Cuando nos toca hablar, no interrumpimos y cuando queremos hablar, una marea de manos alzadas inunda la clase. ¡Qué orgullosas estamos!


Pero, lo que realmente más me alegra es que COMPARTIMOS MATERIALES. Si estamos jugando en la cocinita o a los coches, puzles o cualquier otro juego, esperamos si no podemos participar o intercambiamos materiales. ¡Somos muy mayores!


Poco a poco, conseguiremos interiorizar estas normas y llegaremos a ser más responsables y mayores.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada