lunes, 5 de marzo de 2012

EL PRÍNCIPE CENICIENTO

Hoy les he hablado a mis peques de la necesidad de ayudar entre todos y todas en las tareas de casa y les he preguntado si ayudaban a las mamás. La respuesta ha sido unánime: SI!!!!!!!!!!!!
Todos mis peques son unos auténticos "manitas" en casa: ayudan a mamá a poner la mesa, a hacer las camas, a recoger su habitación; también, ayudan a papá a echarle de comer a los animalitos del campo, a recoger tomates, cebollas, melones... (en la época de siembra y recogida). Son todos y todas unos fenómenos. Cada día son más los hombres que comprenden la necesidad de repartir las faenas de la casa entre los dos. Hace unos años esto hubiera resultado impensable, pero, con el trabajo entre escuela y familia, lo vamos logrando.
Están tan concienciados con la igualdad de género que no hace falta decirles que podemos jugar todos y todas con todos los juguetes de la clase. Desde el primer momento, unos juegan con las muñecas y la cocinita, y, otras juegan con los bloques y los animales; y, viceversa.

Para completar el tema de hoy, he querido que visionaran el cuento de EL PRÍNCIPE CENICIENTO: Un príncipe nada corriente porque es algo pecualiar. Tiene tres hermanos que se burlan de él. Pero, con la ayuda de un hada... todo cambiará, o no.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada