lunes, 15 de noviembre de 2010

COMPETENCIA EMOCIONAL

Después de mucho pensar y pensar, he llegado a la conclusión de que desde hace años estamos trabajando la Competencia Emocional sin apenas darnos cuenta. Desde el momento que atendemos las explicaciones de un niño que está triste porque se ha ido al cielo su tortuga Pipo, consolamos a una niña que se acaba de poner una inyección porque está malita o felicitamos a un niño porque ha hecho bien una ficha, estamos atendiendo la Competencia Emocional.
La terminología de la LOE y la posición de algunos autores constatando la novena Competencia Básica, la Competencia Emocional, aluden a la necesidad de dar respuesta también, desde la escuela, a las emociones, frustraciones, habilidades sociales... Es decir, atender también al alma no sólo al cuerpo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada