martes, 20 de diciembre de 2011

EL PRÍNCIPE DE LOS OJOS AZULES Y LA NAVIDAD

Este precioso cuento nos lo ha regalado la mamá de Roberto. Es el resultado de un proyecto que hemos estado trabajando las últimas semanas del trimestre. El proyecto surgió con la idea de poder trabajar con los peques en casa, es decir, para que los papis y los peques pudieran disfrutar juntos de un ratito de lectura y escritura.
Cada viernes se les proporcionaba a cada peque un título de la colección de Rayitas, un gatito muy simpático que se ha convertido en nuestro mejor amigo. En casa, durante la semana, tenían que leer el cuento y hacer una serie de actividades:
  1. Hacemos una portada muy bonita para explicar el cuento en clase.
  2. Jugamos a buscar los dibujos en la lámina central.
  3. Escribimos cinco palabras que aparezcan en el cuento.
  4. Dibujamos la parte que más nos haya gustado del cuento.
Los trabajitos se recogían el viernes siguiente. 
La verdad es que ha sido una experiencia muy gratificante porque las familias se han implicado en la actividad y nos ha proporcionado unas auténticas obras de arte.
Os dejo con el cuento del príncipe azul y la Navidad, que cuenta la historia de un príncipe, por supuesto, como no podía ser de otra forma. Este príncipe vive una aventura con su hermano, el príncipe de los ojos marrones y con un malvado ogro que está dispuesto a chafar la Navidad en el reino, pero...


EL PRÍNCIPE DE LOS OJOS AZULES Y LA NAVIDAD


Había una vez un príncipe al que le encantaba la Navidad.
Un día la reina ordenó que adornaran el reino con luces, árboles con cintas y bolas de colores y montaran un bonito Nacimiento.
Al príncipe de los ojos azules y a su hermano, el príncipe de los ojos marrones, les gustaba mucho los turrones, mantecados, bombones y todos los dulces típicos de la Navidad. Pero lo que más les gustaba en esta época era visitar a sus familiares en los reinos vecinos.
En el bosque encantado, que había al lado del reino, vivía un horrible ogro que odiaba la Navidad.
Un día el ogro llegó al pueblo rompiendo todo lo que encontraba a su paso, arrancando las luces y derribando los árboles.
Los príncipes se pusieron sus brillantes armaduras y corrieron a defender el portal.  Cuando el ogro llegó, los príncipes le prohibieron la entrada:
-    ¡Alto ogro malvado, no destruirás el Nacimiento! (Pues para los habitantes del reino, éste lo significaba todo).
El ogro se vio vencido y corrió al bosque, mientras todo el pueblo aclamaba a los dos príncipes. Después hicieron una gran fiesta a la que acudieron todos los habitantes del reino. Y fueron felices, comiendo turrones y brindando con Champín.


Fin

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada